23 ago. 2010

El tema de los horarios es inacepatable

Por Rubén López | ruben@futbolconpropiedad.com

La Liga empezará el sabado, pero lo que más me llamó la atención en estos días fue ver como la LFP sigue a lo suyo.

Y es que no fue hasta el miércoles pasado cuando el máximo organismo de nuestra Liga hizo públicos los horarios definitivos para la 1ª jornada de Liga, y para colmo anunciaron solamente las fechas para este fin de semana, dejando pendientes el resto de jornadas.

Me parece intolerable que una organización tan importante como la LFP tenga a los seguidores de los equipos (los grandes perjudicados de esta situación) pendientes hasta una semana antes (y eso en el mejor de los casos y por empezar con buen pie, ya que todos recordamos casos mucho más sangrantes) de cuando será el partido para saber si comprará las entradas, sin saber si les coincidirá con los compromisos que puedan tener.

Eso lo saben bien en Santander y Mallorca, donde muchos estuvieron en vilo por saber si podrían ir a ver las atractivas visitas del Barça al Sardinero y del Real Madrid al Ono Estadi. Finalmente los partidos serán el domingo. Evidentemente publicarlos algo más de una semana antes no es el caso más grave de los vistos, pero se agrava pensando que tuvieron todo un verano para decidir los horarios y además todavía nada se sabe de las siguientes jornadas.

Sabiendose y los emparejamientos para las 38 jornadas lo más coherente sería poner también los horarios pero aquí las cosas no se hacen así. ¿Y todo por qué? Por culpa de lo que todo tenemos en mente: los intereses de las televisiones y el dinero que aportan a las arcas. Resulta curioso como es el teórico 'comprador' el que controla cómo hace las cosas el 'vendedor', y no al revés. Lo normal sería que la Liga fijara los horarios para las 38 jornadas y a partir de ahí que se arreglaran entre los diferentes canales. Podría aceptarse un poco de permisividad y que si de vez en cuando y con motivos importantes los canales se pusieran de acuerdo para solicitar algún cambio considerarse siempre que se hiciera con antelación. Mientras los dirigentes de la LFP se dejen mangonear las cosas seguirán así. Evidentemente no estoy al tanto de como están las cosas dentro de la organización y si la cosa es tan grave como para verse obligados a esto, pero no cabe duda que la imagen de escasa autoridad y de máxima condescendencia que están dando en las últimas temporadas es para llevarse las manos a la cabeza.


0 comentarios :

Publicar un comentario